La Solución Energética para las Granjas Porcinas

Aragón ya es a día de hoy la comunidad autónoma líder en explotaciones porcinas. El 2018 se cerró con 7,8 millones de cerdos, sobrepasando a Cataluña (7,7 millones) comunidad con la que suma más del 51% del censo porcino nacional. De esta manera, la producción de cerdos se convierte en una de las grandes esperanzas económicas de la región gracias a la pujanza de sus exportaciones.

Este rápido crecimiento ha provocado la necesidad de organizar el crecimiento de este sector que queda regulado a través de varios decretos y legislaciones entre las que se encuentra el Real Decreto 324/2000, de 3 de marzo. En él se especifica la distancia (separación sanitaria) a la que deben colocarse los distintos tipos de explotaciones porcinas con el fin de reducir el riesgo de difusión de enfermedades infecto-contagiosas entre el ganado porcino. Así, encontramos que para la mayor parte de las explotaciones la distancia entre ellas será mínimo de 1 kilómetro (pudiendo ser de 2km si se trata de las granjas enmarcadas dentro del «grupo especial»). Esta limitación provoca que muchas granjas se encuentren aisladas de la red eléctrica. Un problema al que EndeF es capaz de aportar una solución.

¿Cuál es nuestra solución?

Instalaciones fotovoltaicas aisladas, es decir, sin conexión a la red eléctrica que cuentan con baterías para almacenar el sobrante de la generación que se podrá aprovechar las horas en las que no haya sol. Para dar respuesta a esta problemática los propietarios de granjas de cerdos podían optar por la generación eléctrica a través de grupos electrógenos. Esta opción funciona a través de un motor de combustión interna a base de gasoil. Se trata de una solución que, como todos sabemos, genera consecuencias desfavorables para el medio ambiente y un coste muy elevado a la larga. Por lo que si buscamos una solución acorde a los tiempos que corren en plena transición energética la opción de instalar placas solares de generación fotovoltaica es la más sostenible y rentable a largo plazo. Además de permitir al granjero ser autosuficiente y controlar desde minuto uno tanto el consumo como la generación energética de su granja.

Un caso de éxito

Recientemente EndeF ha llevado a cabo el diseño e implementación de una instalación fotovoltaica aislada para abastecer de energía renovable una explotación porcina. La granja era de nueva construcción, y como hemos explicado, se encontraba bajo las limitaciones espaciales que obligaban a que permaneciera aislada de núcleos urbanos y en este caso, también de la red eléctrica.

Nuestro reto: Conseguir que una planta donde se crían 10.000 cerdos alimentara el 100% de sus consumos energéticos con energía renovable. Lo que significaba generar energía solar fotovoltaica para alimentar:

  • Ventiladores de techo para ventilación y refrigeración de la nave
  • Motores para los sistemas de alimentación de los animales
  • Equipos de limpieza a presión
  • Bombas de agua alimentaria y aguas negras
  • Iluminación
  • Equipos de control del ambiente en el interior
  • Motores de apertura de respiraderos
  • Termo eléctrico de ACS
  • Consumo eléctrico de una pequeña oficina

Para conseguirlo se optó por una instalación aislada con baterías y acoplamiento en alterna. Se diseñó para cubrir toda la demanda eléctrica de la granja (sobre todo en periodos diurnos, cuando es más elevada) con las mínimos pérdidas posibles. En este tipo de instalaciones, durante los periodos diurnos, los consumos son alimentados directamente por los inversores sin necesidad de usar las baterías. Algo que se cumplirá siempre y cuando exista una irradiación adecuada y los consumos no excedan la potencia instalada en cubierta. En caso de exceder dicha potencia, entran en funcionamiento las baterías.

¿Qué equipos se utilizaron?

Se trata de una instalación eléctrica trifásica aislada que permite abastecer todos los consumos existentes en la granja.  La instalación está compuesta por:

– 152 x Paneles fotovoltaicos: instalados en las cubiertas de las naves de la granja con una potencia pico de 45 kW.

– 3 x Inversores de conexión a red: además de convertir la corriente continua en alterna, permiten hacer el acoplamiento de los equipos en alterna reduciendo las pérdidas cuando el consumo es diario y existe irradiación.

– Cargador, inversor, regulador: regular la carga de las baterías mediante los paneles fotovoltaicos, convierte la CC de las baterías en CA para inyectarla en la red aislada, y regula la carga de las baterías mediante un grupo electrógeno diésel en caso de que la carga de las mismas sea insuficiente.

– 24 x Baterías: almacenan la energía sobrante que no se consume para poder usarla en periodos nocturnos o de baja irradiación.

– Sistemas de monitorización: permiten mostrar los flujos de energía que existen entre equipos y con ello calcular los consumos, la producción y el ahorro conseguido. Empoderando de esta manera a la persona que ahora puede decidir libremente cómo y cuándo llevar a cabo su producción y consumo.

¿Cuál ha sido el ahorro?

Tal y como hemos explicado, la otra opción para enfrentar la problemática a la que se ven avocadas las explotaciones porcinas para cumplir la normativa era a través de un grupo electrógeno (alimentado por gasoil). Una alternativa no renovable y a la larga más cara que esta solución energética para granjas porcinas, veamos a continuación el cálculo de la previsión de ahorro de esta granja tras decidir llevar a cabo una instalación fotovoltaica aislada:

Ahorro anual energético: 77.100 kWh
Coste anual de electricidad ahorrado: 10.262 €/anual
Coste del gasoil ahorrado: 13.100€/anual

Y además…

Este proyecto incluía la instalación de equipos de monitorización que permiten vigilar desde la pantalla de tu móvil o de tu ordenador el funcionamiento de tu instalación solar fotovoltaica. Esta información empodera de tal manera que por primera vez podemos sentir que somos nosotros los que de verdad controlamos y decidimos tanto la generación, como el consumo de energía.

Llevar a cabo una instalación de estas características implica un consumo mucho más responsable y sostenible que la mayoría de las granjas que optan por otras soluciones. Esta instalación ofrece la respuesta óptima para los problemas a los que se enfrentan las granjas creando, de esta manera, la capacidad para decidir y controlar su producción y sus consumos; generando prosumidores conscientes, que apuestan por las energías renovables y la transición energética.

Por |2019-06-18T12:43:48+00:00junio 17th, 2019|Blog|Comentarios desactivados en La Solución Energética para las Granjas Porcinas

About the autor: